ENTRENAMIENTOS

El entrenamiento

El entrenamiento debe de ser súper intenso con pesos pesados, y no sobrepasando los 45 a 90 minutos de entreno por sesión (según tu nivel, dieta, morfología, trabajo, edad, ayudas químicas, etc), para permitir una buena recuperación y evitar así el sobreentreno. También saber que ocasionalmente debes entrenar alguna semana de forma más suave, para evitar el sobre entreno, recuperar articulaciones y tendones y a la vez supercompensar.

En el entreno hay muchísimas variantes como:
– Divisiones
– Rangos de repeticiones
– Descansos entre series
– Carga o volumen de trabajo
– Técnicas de alta intensidad

El saber combinar estas variantes es lo que hará que tu crecimiento muscular no se detenga con el tiempo, obvio es que a mas nivel que tengas mas trabajo te costará progresar y menor será este, por estar en un punto suprafisiológico.

La nutrición

La nutrición debe ser abundante en proteínas, moderada en hidratos de carbono y grasas esenciales, ( esto lo veremos en el capítulo correspondiente ) y saber que debemos hacer entre 5 a 7 comidas diarias para que la asimilación de nutrientes sea más efectiva. Las proporciones de estos nutrientes variarán en función de nuestro metabolismo, tipo morfológico y objetivos, ya sea definición o volumen.

El descanso

El descanso es casi tan importante como los puntos anteriores. Debemos dormir de 7 a 8 horas diarias y si podemos una cabezada a medio día pues mejor. Evitar el estrés en todo lo posible y pensar que cuando estamos fuera del gimnasio es cuando los músculos se recuperan y se supercompensan haciéndose más grandes.

La actitud mental

La actitud mental ha de ser positiva, tanto para la práctica deportiva como para la vida cotidiana puesto que se gastan las mismas calorías o más en fracasar que en llegar al éxito. Mientras más positivos seamos más grandes serán nuestros progresos.

Debemos marcarnos metas, escribirlas sobre papel para reforzar nuestro compromiso e intentar conseguirlas por todos los medios, pensando que Roma no se construyó en dos días pero que con perseverancia y dedicación conseguiremos un cuerpo superior, del que verdaderamente nos sintamos orgullosos. Si nuestra actitud no es la correcta hará que no rindamos al 100%, y que nos saltemos algún entreno o la dieta.


Recibe las últimas noticias sobre Leandro Mayo